Los prosumers: nuevos agentes en el circuito del consumo

Los prosumers, y su denominación, se da a partir de la combinación de dos términos muy importantes en el mercado: productores y consumidores. El mismo se implementó desde la llegada de la famosa revolución 2.0. Pero lo que importa es cómo éste nuevo agente influye en la modificación del tradicional circuito de consumo.

Quienes aplican a este término son todas aquella persona que además de consumir un producto o servicio, genera contenido sobre él. Este contenido puede ser una opinión o valoración negativa o positiva. Los formatos o aplicaciones pueden ser muy amplias y variadas, pasando por: videos, fotos, comentarios, reseñas, etc. Y pueden darse en el boca a boca, en la Web, en las Redes Sociales, vía WhatsApp, blogs, entre otros.

Muchas veces se los considera positivos para la marca.

Puede entenderse que por medio de estas críticas y opiniones la marca logre mayor alcance y difusión espontánea, real y creíble para el target o potencial público. Pero lo que muchas veces sucede es que existen esos famosos “irascibles”, de los que tanto ya hablamos en notas como: El arte de opinar. Estas personas buscan dar a conocer su pensamiento pero de forma indebida, y termina siendo una crítica destructiva que no aporta más que enojo en ambas partes.

No hay que perder la cabeza y creer que ahora la marca no puede ser promotora e impulsora de su propio contenido del producto o servicio. Sino que, como la forma de consumo cambió, hay que adaptarse. Esto implica entender a este nuevo agente en el mercado, que es quien nos marca y delimita el camino a seguir… Sobre todas las cosas debemos escucharlo y entenderlo para que los mensajes sean aceptados y comprendidos de manera que produzca a nuestro alrededor un buen feedback. 

Los consumidores ya no sólo consumen.

¿Cómo son los prosumers?

  • Son influyentes en su entorno más íntimo y en otro también.
  • Son exigentes y activos.
  • Buscan ser notados por las marcas y sus pares.
  • Tienden a defender sus intereses y su economía.
  • Se encuentran en una búsqueda constantemente de información y opiniones sobre lo que les interesa.
  • Al hacerse notar, terminan siendo los que imponen tendencias.

Dadas las características que poseen, podemos concluir diciendo que son importantes para las marcas por su gran influencia y por los cambios dados en el mercado. Hoy es más importante la opinión y valoración de un “par”, que de la marca. Por eso es que estas últimas deben esforzarse cada día más… es un ¡superarse constantemente!

Hay que escucharlos, entenderlos y acompañarlos en su consumo e interacción con el producto, servicio, marca.

Imágenes portadas de: YieldFans.