Los códigos QR

Todos vimos alguna vez etiquetas alargadas, en blanco y negro,  que tienen muchas barritas de diferente grosor y números debajo, en algún producto o servicio. Y también vimos en vidrieras y negocios otros cuadrados parecidos a mosaicos, también en blanco y negro.  El primero es el Código de Barras y el segundo es el Código QR.

 

Ambos son sistemas de códigos que permiten la pronta identificación de aquello que están representando, y hoy queremos hablar del que parece un mosaico, o sea del Código QR.

 

Se denomina QR porque son la iniciales de las palabras Quick Response (en inglés respuesta rápida), que es justamente lo que permite la utilización de este código. Se caracteriza por ser de barras, bidimensional y cuadrado que puede almacenar datos codificados.

 

En 1994, Denso Wave, su inventor,  anunció el lanzamiento de su primer código QR. Este en un principio fue adoptado por la industria automotriz, contribuyó desde el envió de mercancías en origen hasta el control de transacciones económicas. Pero fue en 2002 cuando el uso del código se generalizó entre el público volviéndola una herramienta indispensable para las empresas y la vida cotidiana de la gente.

 

El código QR viene a revolucionar el uso de la tecnología acompañando sus cambios rápidos y fáciles para el usuario.

Hoy en día se la considera una herramienta digital muy creativa que permite interactuar con la información de contacto para agendar en un dispositivo móvil de forma rápida y con el menor esfuerzo.

 

Por lo general es un enlace a un sitio web (URL) pues al leerlo con el escáner adecuado, funciona como un medio más rápido de acceso a esa web. Pero también se lo ve aplicado en sitios de circulación pública, tales como la Galería Obelisco Norte y Obelisco Sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina (que tiene conexión con los subtes B, C y D), en la cual el área de Cultura del Gobierno de la Ciudad  ofrece una biblioteca virtual de descarga de una amplia selección de libros.

 

Otros caso de aplicación en la vida cotidiana son los productos comerciales que compramos habitualmente, las facturas de los servicios y en los comercios para acceder a la identificación fiscal de los mismos. Esta expansión en su aplicación se dió por el la practicidad que agregó al usarlo. Hasta una empresa francesa lo utiliza como código relacionado con la seguridad vial y muy especialmente con la asistencia sanitaria de emergencia a las víctimas de tráfico, ya que lleva los datos del conductor del vehículo para su pronta identificación y asistencia en caso de siniestro vial.

 

Hoy podemos encontrarlos en folletos, revistas, carteles, tarjetas personales, productos,  por sólo mencionar algunas de sus muchas aplicaciones. El uso de esta tecnología es libre, pueden ser personalizados y por lo que las  marcas pueden usarlos. sin dificultad.

 

Cuando se escanea un código QR utilizando un dispositivo inteligente, se obtiene acceso inmediato a su contenido: abriendo el navegador web para una URL específica, almacenando una tarjeta de visita en la lista de contactos del teléfono o conectándose a una red inalámbrica. También es posible leer un texto, enviar un email o SMS, realizar un llamada telefónica, guardar un evento en la agenda, ubicar un posición geográfica en un google maps, efectuar compras y pagos, y mucho más.

 

Para leerlo hace falta un dispositivo móvil (por ejemplo teléfono celular) y un software específico.

 

Si ya lo tenés y estás desde un ordenador o posees otro dispositivo móvil además del que estás usando para acceder a leer esta nota, te invitamos a escanear el código QR que te mostramos a continuación y vivir la experiencia de usarlo:

Decíamos que los teléfonos y dispositivos electrónicos de última generación ya traen en su cámara incorporado el lector (un software específico) con lo cual al acercar la cámara al código ésta automáticamente lo lee y realiza la acción inscripta en ese código.

Si el dispositivo móvil (teléfono celular, tablet, etc. )  no lo tiene lo puedes bajar gratis desde el “play store”. Existen múltiples lectores QR gratuitos para la mayoría de móviles y marcas (iPhone, Samsung, Nokia, BlackBerry, LG, etc.).  En una próxima nota te contaremos cuáles son los mejores para cada tipo de teléfono y cómo descargarlos.

Sumate al avance de la tecnología y empieza desde ya a descubrir lo que esconde cada QR.