Las redes sociales y su gran poder de influencia

¿Beneficiosas o perjudiciales para las marcas?

En la actualidad abundan las redes sociales que los usuarios utilizan: Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, por sólo nombrar algunas de ellas. Son un canal de comunicación que posibilitan el intercambio de conocimientos, crear comunidades, encontrar grupos de personas afines e integrarse en ellos y así también un trabajo en conjunto con actividades en común.

Estas redes sociales se dirigen tanto a todo tipo de usuario y sin una temática definida, con una participación libre y genérica como Facebook o Twitter,  o bien las que están concebidas sobre la base de un eje temático agregado y definido, como LinkedIn. Existen muchas ventajas en el uso de las redes sociales como por ejemplo la oportunidad de integrarse a grupos temáticos o reencontrar grupos, proporciona la posibilidad de estar en contacto con personas queridas, entrar en contacto con desconocidos con intereses afines; permiten eliminar las fronteras geográficas para conectar gente sin importar las distancias. La comunicación puede ser en tiempo real, puede generar movimientos masivos de solidaridad ante situaciones de crisis y permite tener información actualizada acerca de temas de interés.

Si bien aportan muchos aspectos positivos, también traen consigo un riesgo que se relaciona con el mal uso de las redes al comunicar información. Esto se debe a que la gran mayoría de las personas ponen toda su confianza en ellas, toman la información como verdadera sin preocuparse en corroborar los datos, por lo que terminan compartiendo o repitiendo información incorrecta. Además la información se disemina con gran rapidez aumentando de este modo el impacto de su transmisión. Esto desemboca en dos efectos negativos ambos, generar desconfianza del usuario hacia la red y a creer cosas que no son verdaderas.

El uso de las redes sociales cambian y se modifican según los deseos y las preferencias de los usuarios.

Hoy en día podemos definir el uso de las redes según distintos factores. Algunos de ellos son el país, la edad del usuario, las comunidades que se forman, entre otras. Una de las más curiosas es por país. ¿Sabías que en Londres se usa Twitter para saber sobre el clima y el tránsito, y que en Argentina también se la usa para descargar la frustración ante situaciones que le molestan al usuario? Otro dato curioso es que en Londres casi no se usa Facebook, mientras que en nuestro país fue un boom y ahora sólo quedan las personas adultas o más mayores, mientras que los más jóvenes migraron hacia Instagram.

Por otra parte, podemos ver como en una nota en la revista Viva del diario Clarín, el escritor español Arturo Pérez- Reverte, advierte que hoy «puede haber una revolución por algo falso en Twitter». Él recuerda cómo la gente se paraba a discutir y debatir ya sea sobre política, fútbol, economía, en cambio ahora:

 

Revista Viva - Clarin

"Hay un problema importante y es que las redes sociales han suplantado al periodismo riguroso. Y el público se basa cada vez más en lo que la red social dice."

Su decir reafirma el riesgo que mencionamos antes del mal uso de las redes sociales, y el impacto negativo que generan en la comunicación.

Otro acción muy importante para destacar en las redes sociales es el impacto de los influencers y famosos. Estos marcadores de tendencias ante una situación no esperada con una marca actúan a través de las redes … pero de eso hablaremos más adelante… porque se presta para hablar y ejemplificar largo rato.